GIANINNA MARADONA

“Se emocionó mucho”: el inesperado regalo de Daniel Osvaldo que enamoró a Gianinna Maradona

No lo esperaba.
lunes, 5 de julio de 2021 · 20:44

Hace muy poco tiempo que el romance entre Gianinna Maradona y Daniel Osvaldo salió a la luz, sin embargo, el futbolista acaba de sorprenderla en su cumpleaños con el regalo más emotivo de todos. La noticia se conoció a través del periodista de espectáculos argentino Ángel de Brito, quien aseguró que el presente no solo fue emocionante, sino que también le salió muy caro a la celebridad. 

Gianinna junto a su padre, Diego Maradona.

El regalo en sí se trató de un enorme cuadro de su padre, Diego Maradona, vistiendo la camiseta de la selección argentina: “Un cuadro, una obra de arte, obviamente, con el rostro de su padre. El artista que hizo este retrato es Gonzalo Castaño, quien hace muy lindos cuadros”. Según el periodista, el obsequio tan especial de Gianinna costó cerca de 1.800 dólares, algo que sin dudas no pasó desapercibido en las redes sociales.  

Ella se emocionó mucho al ver el cuadro. 

Perdió a la persona más importante 

El pasado 25 de noviembre del año 2020 el mundo entero perdió al legendario futbolista Diego Armando Maradona, pero quienes sufrieron más su partida fueron sus hijos, entre ellos Gianinna, la hija más pequeña de su matrimonio con Claudia Villafañe. Desde aquel entonces, la estrella argentina no ha parado de compartir imágenes junto a su padre en su cuenta de Instagram, donde le escribe muchos mensajes de amor y tristeza.  

Una de las postales que compartió en su Instagram.

Desde la cuna hasta la eternidad. Mi gran confidente. El mejor cómplice. Lo disfrute en cada etapa de mi vida, algunas veces más cerca que hoy pero menos lejos que mañana.  

Gianinna Maradona no dudó en abrir su corazón por completo el día del fallecimiento de la persona más importante en su vida: “Te extraño cada día un poco más, te extraño cada vez que decido y elijo seguir respirando. Te extraño y te amo hasta que nos volvamos a encontrar allá arriba. Baja un ratito, solo un abrazo. Prometo que dejo que te vuelvas, pero necesito un abrazo tuyo y tu “negra, papá está acá”. Te extraño cada vez que decido respirar para seguir viviendo”. 

Otras Noticias