Felipe de Edimburgo

Ni la reina Isabel lo sabía: los misterios que nadie conocía en la vida de Felipe de Edimburgo

El padre de Carlos dejó un hueco muy difícil de llenar.
jueves, 20 de mayo de 2021 · 09:25

El pasado 9 de abril de este año, se produjo uno de los hechos más tristes en la historia reciente de la Corona británica. A los 99 años y luego de sufrir varios inconvenientes que le imposibilitaron desarrollarse de manera habitual, la monarquía informó que Felipe de Edimburgo había partido en paz.

A poco más de un mes de que se produzca este doloroso evento, las informaciones sobre su vida estuvieron a la orden del día. Es por esto que, en esta oportunidad, develaremos los misterios más sorprendentes en la trayectoria del griego que muy pocas personas tenían en su mente y que prometen conmocionar a propios y extraños.

Un dato increíble es que el duque de Edimburgo es primo tercero de Isabel, la persona que marcó por completo su vida. Más allá de no mantener un vínculo sanguíneo, ambos son tataranietos de la reina Victoria, aunque a sus familias los divide varias generaciones intermedias.

Felipe de Edimburgo es pariente lejano de la reina Isabel.

Por otra parte, la relación que Felipe mantuvo con sus hijos nunca fue del todo positiva. De acuerdo a diferentes informaciones al respecto, el famoso habría decidido no asistir al casamiento entre el príncipe Carlos y Camila de Cornualles, ya que no consideraba para nada apropiado que esta pareja se comprometa luego del fallecimiento de Lady Di.

Más allá de estos recuerdos en la carrera del nacido en Grecia, el presente de la Corona británica es muy distinto. Su velorio significó un punto de inflexión muy importante y todo parecía indicar que los miembros de la realeza podrían volver a acercarse tras este doloroso hecho.

El duque de Edimburgo no mantenía una buena relación con el príncipe Carlos.

Pese a la insistencia de Kate Middleton para que William, Harry y Carlos tomen contacto nuevamente entre ellos, las paces siguen estando muy lejos de generarse. Ni siquiera el recuerdo de Felipe de Edimburgo pudo ser el momento perfecto para que la Corona vuelva a estar junta tras largos enfrentamientos.

Otras Noticias